jueves, 23 de octubre de 2008

En la Patagonia


hace dos años compré el libro de Bruce Chatwin por el título.: "los viajes", uno de ellos es "En la Patagonia".
Y mañana pone rumbo al sur María; estas líneas que siguen son de Bruce, esperaremos que ella regrese y escriba las suyas, seguro que nos llegarán al corazón.
..."carretera recta, gris, polvorienta, sin tráfico. Viento implacable, que dificultaba la marcha. A veces oías un camión, estabas seguro de que era un camión, pero era el viento. O el ruido del cambio de marcha, pero también era el viento. A veces el viento sonaba como un camión vacío traqueteando sobre un puente. Incluso si un camión se hubiese acercado por detrás no lo habría oído. Y aunque hubieras tenido el viento a favor, este habría silenciado el motor. Sólo se oía a un guanaco.Parecía un crío que intentaba llorar y estornudar simultáneamente......Las ráfagas calientes te empujaban hacia atrás, te succionaban las piernas, te pesaban sobre los hombros. La carretera empezaba y terminaba en un espejismo gris......
Hoy deseo que los vientos de esa tierra mítica sean propicios al viaje soñado, que te muestren ese mundo de hielos, de piedras minerales y que cuando mires a la Cruz del sur te acuerdes de los que están mirando la Estrella Polar.

6 comentarios:

obaobab dijo...

yo no sé si algún día iré a la Patagonia, pero seguro que con las fotos y las historietas de Mari será como si hubiéramos estado todos allí.

Por cierto, lo de mis gafas de sol, está por inventar....

ja ja ja

angel dijo...

yo no voyyyyyy

Libertad dijo...

Pues yo sí sé que un día iré, incluso, aumque nunca llegue a ir. Y si nunca llego a ir, será porque nunca pude hacerlo. Pero sé que iré. Y de momento me servirán como motivo de emoción y aprendizaje tanto los relatos como las fotos de María. Pero sólo de momento, porque sé que algún día iré.

Besote gorrrrrrrdísimo.

Helena dijo...

Holacaracola!

angel dijo...

Ya llegamos a La Patagonia y mas lejos de lo previsto.¿Y ahora que?.
Tendras que seguir y esta vez al norte.

Salitre dijo...

Ahí donde termina el sur dicen que "todos los que llegan acá son norteños". Me vas a tener que dejar ese libro.