miércoles, 9 de abril de 2008

PRIMAVERA


Para todos los que vivís en una ciudad, para los que la disfrutáis y para los que la odiáis , sabed que en mi pueblo ha llegado la primavera.
A pesar del frío, las lluvias y el viento, el pomar se ha vestido de fiesta y anuncia que en breve, esas pequeñas y olorosas flores se irán transformando en ricas manzanas.
¿podemos tomarlo como metáfora?
Os dejo en el aire la pregunta

2 comentarios:

Libertad dijo...

Cuando era pequeña, me fascinaban las grandes ciudades y Madrid, por encima de todas. Soñaba con un futuro adulto en esta ciudad, exultante, casi feliz, satisfecha.
Pero a medida que voy creciendo, voy también añorando el campo, cada vez más a menudo. Y hace tanto... tanto que no voy.
Cualquier día secuestro a alguien para que me lleve a oler las flores, morirme estornudando, despatarrarme en la hierba y descansar del ruido imparable, de las luces intempestivas, de la contaminación atroz, las enormes distancias a todas partes y la ausencia de estrellas.
Te envidio. Jo. Besos mil y muchísimas gracias por tu relato. No te diré en qué puesto, pero está entre los tres que más me han gustado. Más besos.

suspiros de sal dijo...

Parece que hasta lo huelo desde aquí!!!!!
Besos